Seguidores

miércoles, 10 de agosto de 2011

Capitulo 1

POV Eypril

La luna estaba en su punto mas alto y junto con las estrellas alumbraban todo a nuestro alrededor, y ahí estábamos todos, mi mamá, Edward, Brandon, Alexander, Dylan y yo. Justamente estábamos esperando la aparición de mi padre, donde siempre lo hemos visto cada día de mi cumpleaños, en estos 16 que han transcurrido.

Yo sabía perfectamente que un pastel y unos cuantos regalos me esperaban en casa a lado de mis primas y de Marcus, ya que no se atreve a aparecerse cuando se trata de asuntos con mi padre. Y no por que este le de miedo o algo así [como dice él] sino por que no quiere crearse problemas ahora que lleva esta relación con Jazmín.

Brandon me tomaba de la mano y en un abrir y cerrar de ojos mi padre y sus súbditos que siempre estaban con él, se hicieron notar a las 12:00 en punto hora en la que los dioses, bueno en realidad solo los dioses mayas, tocaban tierra para hacer los milagros que pedían los nativos después de los sacrificios correspondientes. Por suerte para pedirle milagros a mi padre, solo era necesario llevar frutos o llevar un objeto preciado, eso quiere decir nada de sangre y mucho menos muerte.

—Buenos días mi pequeña Eypril—Saludó mi padre acercándose hasta mi y abrazándome.
—Buenos días papa—dije sonriente, después lo solté y me hice para atrás para que pudiese saludar a todos los demás, pero en especial a mi madre, por que yo sabía que no solo la había elegido por su bondad y su honestidad.
—Amanda, querida mía, ven a mis brazos que un año sin ti es demasiado tiempo para desear tus brazos—dijo mi padre extendiendo sus brazos en dirección a mi madre. Ella dio un par de pasos más y lo abrazó, como si ese fuese su último abrazo, y la verdad es que en realidad, este era el penúltimo, porque dentro de un año, yo tendría que partir con él. Cuando se soltaron el uno al otro, mi padre siguió con los saludos como cada año, primero al jefe O'conell, ósea Edward a quien siempre le daba las gracias por protegernos a mi madre y a mi, en sí a toda mi familia.

Después siguió con Brandon, el que seguía en la lista por si a Edward algo lo incapacitaba, aunque a este le dijo algo mas que un hola y un gracias, lo se por que mi padre se detuvo unos segundos con él, y vi como Brandon asentía dirigiendo la vista hacia mí, después prosiguió con el hijo de Edward y con Dylan y a esté ultimo lo hizo reírse, me imagino por que lo regaño por no estarnos cuidando.

Cuando termino dio unos paso hasta la cima de un pequeño monte, donde se encontraban sus súbditos y comenzó a hablar.

—Sé que este es el cumpleaños 16 de mi pequeña Eypril, así que os pido que la hagan la más feliz de las humanas porque dentro de un año ella se convertirá en la más feliz de los dioses, cuídenla y permítanle hacer todo lo de una chica de 16, su coche, su novio—dijo dirigiendo la mirada a Brandon—y por supuesto, sus amigos. Por mi parte es todo, así que me despido.

—Papá—las palabras salieron por impulso mas que por deseo.
—Dime pequeña—dijo dirigiendo la mirada hacia mi.
—Quisiera...hablar contigo, a solas—dije viéndolo a los ojos. El asintió y dijo:
—Ya la escucharon déjenlos a solas—dijo Edward.
—Gracias jefe O'conell—dije.
—Por nada princesa—se que suena infantil, pero él siempre se ha dirigido así hacia mí.

Todos se fueron yendo poco a poco y los súbditos de mi padre, aun se quedaron parados en el lugar en el que hicieron su aparición, los mira un par de segundos para ver si se movían pero no.

—No te preocupes, no se les esta permitido oír lo que no es de su incumbencia—dijo mi padre viéndolos
—Para mi sería más seguro si se taparan los oídos—dije de broma y mi padre soltó una pequeña risa.
—Mi pequeña, se que te he venido a visitar cada día de tu cumpleaños y te he dado un regalo muy especial, pero ahora le he pedido a Brandon que él lo haga el sabrá cuando te lo dará, solo le he pedido que si lo haga, quiero que disfrutes todo lo que no podrás cuando te conviertas en una diosa—dijo señalando hacia el cielo—Cuando eso pase, estarás conmigo, siempre, a lado de mi esposa, la diosa de la luna, tu serás la guardiana de las estrellas, como siempre ha sido tu destino.
—Lo se papa, y lo entiendo, solo quería saber que pasará con mamá cuando...ya sabes, tenga que irme.
—Ella, desde el momento en que la elegí, sabía tu destino, pero también temo que no pueda con tu partida, así que, cuando tu debas irte ella tendrá a otro ser en su vientre, que la hará tan feliz como tu lo vas a hacer en 17 años.
—¿Cómo sabes eso?—pregunte curiosa y pensativa.
—A ningún humano o dios se le permite tener un hijo mientras aún estén en sus pensamientos un ser con sangre noble, sangre de dios.
—¿Quieres decir que mi madre tendrá que olvidarme, para poder tener a su bebe?
—No querida, tu madre te olvidará al momento en que tu toques mi mano para irnos, y en ese instante, ella recibirá a un nuevo ser—bajé la mirada y una pequeña lágrima bajo lentamente por mi mejilla.
—Se que te duele saberlo, pero ¿A caso preferirías ver a tu madre destrozada y que no pueda seguir con su vida?
—No, es que no me imagino...
—Siempre estarás en su corazón, pero serás un sueño maravilloso, el cual nunca se hizo realidad para ella, o ella lo sabrás así.
—¿Será la única que me olvide?—
—Brandon, sabrá como seguir adelante—dijo mi padre, y yo no pude evitar esbozar una pequeña sonrisa de felicidad, así que el no me va a olvidar—Pero también esta en tus manos hacerle el camino más fácil—dijo tomando mis manos. Yo ya no supe que más decir y solo me quede en silencio—Bueno, ahora si me retiro hija mía, te veré dentro de un año, disfruta de tu último año de humanidad.

3 comentarios:

$$Any$$ dijo...

Tienes que publicar pronto:D Me gusto!!! Nos vemos...Bsss
Any

Rousie! dijo...

Me encanta!! Esta muy bueno espero que subas pronto :)
beso ♥

Cherry dijo...

Uyy Dioses... UYYY Ian Somerhalder <3
Jajaja Muy buen cap.. aunque un poquito triste, digo que dificil dejar a tu familia.. =(

Kisses, y hasta la proxima
Eli